Mujer con pamela
TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE UV Y FPS Fondo rosa

Todo lo que necesitas saber sobre UV y FPS

En Mundo Tanit nos gusta que estés bien informada sobre la mejor manera de protegerse del sol para evitar, entre otros, la aparición de manchas y envejecimiento prematuro de la piel. Aunque ya hemos hablado en el pasado de algunos mitos y verdades que debes conocer antes de comprar un filtro solar y exponerte al sol, hoy queremos ir un paso más allá e informarte de todo lo que necesitas saber sobre el Factor de Protección Solar (FPS) y los rayos UV.

FPS, ¿qué has de saber?

El factor de protección solar (FPS) indica la capacidad de protección que un producto tiene frente a los rayos UV, así como el tiempo que podemos prolongar la exposición al sol. Como ya sabes, siempre es necesario analizar tu fototipo de piel y su sensibilidad al sol para saber cuál es el protector solar adecuado para ti.

Si bien es cierto que lo más cercano a un factor de protección total es una buena sombrilla, ya que no existe un filtro que proteja en un 100%, lo más importante que debemos saber es que a piel más clara, protección más alta. Las personas de pieles oscuras tienen un mayor nivel de melanina, lo que implica que el efecto del sol en su piel es menos notorio, pero la resistencia al bronceado no supone una protección total.

El número del FPS no es el mismo que el porcentaje de protección del protector. De hecho, este número tiene relación con la cantidad de filtros químicos utilizados para la gama de rayos. A grandes rasgos, un FPS 30 evita las quemaduras solares en un 96% y uno con FPS 50 protege hasta en un 98%.

Filtro Solar Hidratante

Otro detalle a tener en cuenta del FPS es que es recomendable usar diferentes productos para proteger rostro y cuerpo. La piel del rostro es más fina y está más expuesta, además de ser más propensa a las manchas, y por eso es necesario usar un FPS más alto en esta zona. ¡Además! Siempre es recomendable que nuestro maquillaje lleve factor de protección solar.

Las radiaciones ultravioleta A, B y C

La luz solar es la fuente principal de la radiación electromagnética conocida como radiación ultravioleta (UV), que tiene varios efectos en la salud. En cantidades moderadas, los rayos UV producen la pigmentación conocida como bronceado, aunque también son los responsables de quemaduras, irritación, arrugas o manchas, ya que la radiación del sol es acumulativa y las células recuerdan cada uno de los segundos de sol que nuestra piel ha recibido.

Existen tres clases de radiación ultravioleta que llega del sol: UVA, UVB y UVC.

Los rayos UVA, al penetrar en las capas profundas de la piel, por un lado activan la melanina y provocan el bronceado, aunque por otro también destruyen el colágeno y provocan el envejecimiento prematuro y las manchas. Los rayos UVA pasan las nubes y los vidrios solo bloquean un 15% de su radiación, por lo que incluso en espacios cerrados o en días nublados es imprescindible no olvidarse del FPS.

Los rayos UVB penetran en la capa superior de la piel y son los responsables de quemaduras y ampollas en la piel. La radiación de los rayos UVB no pasa las nubes y el 90% es frenado por el cristal.

Los rayos UVC, pese a ser los de mayor energía y más peligrosos para la salud, no llegan a traspasar la capa de ozono al ser absorbidos por la atmósfera.

¡Pero no todo lo que tiene que aportar los rayos UV es negativo! La absorción moderada de los rayos UVB permite la síntesis de la vitamina D en la piel, necesaria para la absorción de calcio y su deposición en los huesos. Una de las ventajas que el sol tiene en nuestra piel.

@Tanit_es

@Tanit_es

31 DE AGOSTO DEL 2018

Tanit despigmentante - La marca experta en tratamientos despigmentantes en la farmacia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Buscador farmacias Volver arriba