Flor
¿Qué tipo de mancha te ha salido este verano? Fondo rosa

¿Qué tipo de mancha te ha salido este verano?

Las vacaciones ya han llegado a su fin y vuelves a la rutina con la maleta cargada de buenos recuerdos. Sin embargo, al final de estos días es posible que otra cosa haya venido contigo también, y esas son las manchas de la piel.

Piensa que las células de nuestro cutis tienen memoria y nuestra piel, que se ha visto expuesta en los excesos estivales a diferentes agresiones debidas al abuso de la exposición solar, se ha vuelto más frágil y sensible. Como bien sabes, el sol es uno de los mayores riesgos para nuestra piel y conlleva una serie de daños: sequedad, aumento de radicales libres, estrés oxidativo y, cómo no, manchas.

Este suele ser el momento en el que aplicamos cuidados exhaustivos extra para mantenerla hidratada y tratar de librarla de manchas, pero para ello el primer paso es saber a qué tipo de hiperpigmentación nos enfrentamos. Es el momento de revisar manchas nuevas y para eso hoy te vamos a enseñar qué tipos de manchas hay para luego poder tratarlas. ¿Preparada?

¿Qué es la hiperpigmentación?

Antes de nada, ¿sabes cuál es exactamente la razón de las manchas? La hiperpigmentación no es otra cosa que el oscurecimiento de un área de la piel causada por un exceso de melanina que produce la pigmentación, o lo que es lo mismo, las temidas manchas. En general, la hiperpigmentación puede ser causada por varios factores como cambios hormonales, fármacos u otras lesiones de la piel, incluido el acné, pero en esta época del año lo más normal es que se deban al daño solar, el eterno problema posvacacional, ya que el exceso de producción de melanina durante el verano, si no se han tomado las precauciones necesarias, suele derivar en la aparición de nuevas manchas.

MANCHAS QUE HAN PODIDO SALIRTE ESTE VERANO

  • Pecas o efélides

    Este tipo de mancha es muy común, además de fácil de reconocer. Se trata de un gran número de manchas pardas de muy pequeño tamaño y de distribución irregular; aparecen en zonas fotoexpuestas como cara, cuello, escote y brazos. Son habituales en pieles claras, por lo que no suponen riesgos para la salud, y suelen deberse o bien a genética o por el sol, por lo que se intensifican habitualmente en verano.

  • Pecas o efélides
  • Manchas solares o lentigo senil

    Marrones y parecidas a las pecas, los lentigos solares son provocados por una alteración hormonal que se acentúa ante la exposición excesiva al sol o incluso ante fuentes de luz ultravioleta. Con forma de puntos o lentejas, bien delimitadas y de superficie rugosa o descamativa, miden entre 5 mm y 1 cm diámetro. Suelen aparecer en las zonas expuestas al sol (rostro, escote, manos) y lo primordial para evitar su aparición es una alta protección solar.

  • Manchas solares o lentigo senil
    Lunares o nevus melanocítico
  • Lunares o nevus melanocítico

    Se trata de una agregación anormal de melanocitos benigna. Estas manchas de bordes definidos y diámetro pequeño pueden presentar relieves, tienen distintas tonalidades (marrones, pardas, negras…) y pueden variar en tamaño y color a lo largo del tiempo. De nacimiento o con el paso del tiempo, aparecen en cualquier zona del cuerpo y han de ser revisadas por un dermatólogo para descartar posibles melanomas. En principio, se deben a la genética, momentos hormonales o factores ambientales, pero también pueden aparecer o crecer debido a la exposición solar, por lo que siempre se deben tener bajo control.

  • Melasma
    Melasma, cloasma o máscara de embarazo
  • Melasma, cloasma o máscara de embarazo

    Principalmente, son manchas grandes de color marrón claro u oscuro que aparecen debido a los anticonceptivos, el embarazo y la menopausia en zonas como la frente, el labio superior, el pómulo, el mentón y la nariz. Pero su aparición también puede deberse a la radiación solar UV, por lo que no hay que descartarlas.

 


Tras el verano nuestra piel necesita renovar sus células, por lo que conviene limpiarla y exfoliarla a fondo para eliminar todas las impurezas que descansan innecesariamente en la epidermis. De este modo mejorará la salud de tu cutis y estará lista para tu tratamiento despigmentante.

Primero de todo, consulta con tu dermatólogo si ves que alguna de tus nuevas manchas te levanta dudas o ha cambiado de forma si ya la tenías. Si lo que quieres es combatir las manchas dispersas y su reaparición, utiliza Tanit Sérum Intensivo Despigmentante, que reduce las manchas, unifica el tono y previene los signos del envejecimiento cutáneo del rostro durante todo el año, junto con Tanit Fluido Despigmentante con SPF40, que corrige las manchas faciales, unifica el tono, hidrata y protege la piel. Para el tratamiento de manchas localizadas, hazte con Tanit Plus Crema Especial Despigmentante, que trata las manchas predominantes de manera localizada, las reduce y elimina, junto con Tanit Stick Despigmentante con color SPF50+, un stick con color que trata las manchas, las camufla y protege en un solo gesto y con un cómodo formato que lo hace perfecto para llevar en el bolso.

@Tanit_es

@Tanit_es

30 DE SEPTIEMBRE DEL 2019

Tanit despigmentante - La marca experta en tratamientos despigmentantes en la farmacia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Buscador farmacias Volver arriba