Mujer acnec
MENSTRUACIÓN Y ACNÉ, CÓMO AFECTAN LAS HORMONAS A LA PIEL Fondo rosa

MENSTRUACIÓN Y ACNÉ, CÓMO AFECTAN LAS HORMONAS A LA PIEL

A lo largo del ciclo menstrual se dan cambios hormonales a causa de las hormonas femeninas: estrógeno y progesterona. Estos cambios hormonales nos afectan en forma de cambios fisiológicos y psicológicos que también se reflejan en nuestra piel.

Los estrógenos son importantes en el funcionamiento normal de la piel. Los folículos pilosos, las glándulas sebáceas y los melanocitos, encargados de producir el pigmento melanina, están bajo su influencia. También se asocian con el incremento del espesor de la piel, el mantenimiento del nivel de hidratación y de la función barrera de la piel.

Junto con otras hormonas, estimulan que los melanocitos aumenten la producción del pigmento melanina. Por ello, los efectos de los estrógenos se relacionan con cambios en la pigmentación en las diferentes etapas del ciclo:

  • Durante el síndrome premenstrual, los estrógenos inducen la retención de agua y sal, causando el característico edema (retención de líquidos) en manos y pies. Otro signo que podría aparecer durante el síndrome premenstrual es la hiperpigmentación.

  • Durante el embarazo pueden aparecer parches oscuros en la cara llamados cloasmas. También se oscurece la piel en la areola, el perineo y la línea alba, oscurecimiento que desaparece tras el parto.

  • En mujeres postmenopáusicas, los niveles de estrógenos se reducen y, con ello, el grosor de la piel y su contenido en agua.

La progesterona también interviene en el ciclo, pero con efectos menos claros. Durante la segunda fase de la menstruación los niveles de sebo de la piel suben, lo cual se atribuye al aumento de los niveles de progesterona. Otras afecciones cutáneas como la dermatitis atópica, de contacto, psoriasis o acné también pueden agravarse antes o durante la menstruación.

Los eccemas atópicos, por ejemplo, empeoran justo antes de la menstruación. Esto se debe a que la barrera cutánea en esta fase es más permeable, lo que la hace más susceptible a los alérgenos ambientales e irritantes.

En cuanto a la relación de los brotes de acné premenstruales, existen múltiples factores que influyen en estos. Los niveles altos de andrógenos junto con los niveles bajos de estrógenos originan un aumento en la producción de sebo. Esto ocasiona mayor concentración de lípidos en la piel y conlleva un aumento de la microflora cutánea.

Mujer con acne

En conclusión, el ciclo menstrual está instrumentado por hormonas y sus variaciones ejercen una acción en la piel que se refleja en cada una de las diferentes fases del ciclo menstrual.

@Carmen_bauza

@Carmen_bauza

31 DE JULIO DEL 2019

Carmen Bauzá - Farmacéutica experta en hiperpigmentación cutánea.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Buscador farmacias Volver arriba