Familia sonriendo
EL CUIDADO DE LA PIEL A TODAS LAS EDADES Fondo rosa

El cuidado de la piel a todas las edades

Bien es sabido que nuestra piel es reflejo de nuestra salud, estilo de vida y alimentación, y al igual que estas cambian a lo largo del tiempo, nuestra piel también experimenta cambios a medida que pasan los años. Todos los tipos de piel, independientemente de cuál sea el tuyo, están expuestos al envejecimiento, y por eso hoy te traemos toda la información necesaria sobre la piel en función de tu edad y los cuidados acordes.


Básicos del cuidado de la piel... ¡no importa la edad que tengas!

Antes de nada, hay una serie de cuidados básicos que son comunes a todas las edades:

  • Limpiar la piel de manera diaria

  • Hidratar la piel es esencial

  • Usar protección solar durante todo el año, un gesto clave

  • Cuidar tu estilo de vida y salud en general (vigilar la alimentación, evitar el estrés, dormir las horas suficientes...)

A los 20
Los 20

En esta década es cuando debes empezar a cuidar tu piel, ya que se encuentra en su mejor momento y quieres poder mantenerla de este modo: es joven, elástica, luminosa y todavía mantiene su protección natural. No sufras si ves que empiezas a percibir los primeros signos de envejecimiento, es normal. En esta década no solo tenemos los primeros problemas cutáneos tan comunes como el acné, la grasa o la sequedad, sino que es cuando la piel comienza a perder grosor, así como la densidad del colágeno.

¡No pases un día sin desmaquillarte! Nuestra recomendación para esta etapa es que adecúes la limpieza diaria de tu rostro, tanto por la mañana como por la noche, con productos acordes a tu tipo de piel, al igual que tu crema hidratante; la hidratación de la piel es la clave en esta década. Una exfoliación semanal siempre te ayudará. ¡Ah! Y esta edad no es una excepción: protegerse siempre del sol es un básico, no importa la época del año.

A los 30



En esta década la piel empieza a perder elasticidad de por sí. La circulación cutánea empeora y los procesos metabólicos de las células disminuyen, debilitando la piel, haciendo que pueda apagarse, ya que pierde humedad. Además, es habitual que los primeros signos de cansancio como bolsas y ojeras hagan aparición, junto con las primeras líneas de expresión.

¡Toma nota! Continúa con los cuidados básicos de la anterior década (limpieza, hidratación, exfoliación y protección), pero adapta la fase de hidratación con una crema que se ajuste a tus necesidades (y que podrías empezar a aplicarte ya en la zona del cuello), e incorpora estos nuevos básicos: el cuidado del contorno de ojos, la inclusión de un sérum específico y amplía tu ritual de belleza con mascarillas adecuadas a tus necesidades.

A los 40

Es posible que ya hicieran aparición en décadas anteriores (especialmente si has descuidado la protección solar de tu piel o has sufrido cambios hormonales), pero es habitual que las manchas de la piel vean la luz en los 40, especialmente las de la edad. Es una etapa en que la rutina de belleza coge especial importancia ya que la piel pierde firmeza y luminosidad de manera acentuada, los poros son más visibles, la circulación se ralentiza y las arrugas se hacen más evidentes a medida que la piel madura.

Los 40
Los 40

Es posible que ya hicieran aparición en décadas anteriores (especialmente si has descuidado la protección solar de tu piel o has sufrido cambios hormonales), pero es habitual que las manchas de la piel vean la luz en los 40, especialmente las de la edad. Es una etapa en que la rutina de belleza coge especial importancia ya que la piel pierde firmeza y luminosidad de manera acentuada, los poros son más visibles, la circulación se ralentiza y las arrugas se hacen más evidentes a medida que la piel madura.

¿Qué debes hacer? Lucha contra el envejecimiento prematuro y adapta en tus rituales de anteriores décadas la hidratación e incorpora tratamientos antimanchas. Es hora de echar mano de activos reconstituyentes y reparadores para luchar contra la flacidez.

A los 50



En esta década la piel se vuelve todavía más sensible a la hiperpigmentación y las manchas se hacen más notorias. Junto a las manchas y las arrugas, la flacidez y la pérdida de definición son las características que marcan tu piel en los 50. La piel se deshidrata y se vuelve más sensible debido al descenso de estrógenos de la menopausia, perdiendo elasticidad y luminosidad.

Es importante continuar con los cuidados recomendados de los 40, adecuando el ritual con productos especializados para reparar y regenerar, sin olvidar los consejos de limpieza y protección solar. El mejor consejo es intentar llevar una vida saludable con la que complementar los cuidados desde dentro gracias a antioxidantes naturales, echando mano de ingredientes que cuiden tu piel y que ayudarán a evitar el rápido avance del envejecimiento.

De los 60 en adelante
De los 60 en adelante

A partir de los 60 la capacidad natural de la piel para hidratarse disminuye, provocando sequedad y arrugas. Su regeneración cada vez es más lenta, su función inmune se reduce, por lo que la piel en general es más vulnerable. Todo esto hace que se vuelva más delgada y, por lo tanto, más sensible a los rayos del sol, haciéndola especialmente propensa a la aparición e intensificación de manchas.

Los cuidados de aquí en adelante pasan, además de seguir trabajado la limpieza, por intensificar la hidratación, especialmente a la hora de exponer de manera externa la piel. ¿Las claves? Hidratarse por dentro (bebiendo agua, ingiriendo frutas y verduras) y por fuera, y protegerse del sol, limitando la exposición y protegiéndose, utilizando filtros de alta protección (si son hidratantes como Tanit Filtro solar hidratante, mejor).

@Tanit_es

@Tanit_es

17 DE OCTUBRE DEL 2019

Tanit despigmentante - La marca experta en tratamientos despigmentantes en la farmacia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Buscador farmacias Volver arriba