Lunar
TU PIEL A
(AUTO) EXAMEN
Fondo rosa

Tu piel a (auto) examen

El paso del tiempo, el sol, los cambios hormonales… son factores que han podido afectar negativamente a tu piel, haciéndola perder su tono uniforme y luminosidad y provocando la aparición de hiperpigmentaciones cutáneas. ¿Lunares, manchas, pecas? ¡Vamos a identificarlos! Así que coge un espejo para analizar cómo se ha alterado tu piel.

Si eres de las que siempre ha tenido pecas, es posible que en verano se oscurezcan. Las pecas aportan ese punto de juventud y frescura que nos encanta, pero son muy sensibles a la exposición solar, pudiendo oscurecerse demasiado y solaparse unas con otras. Normalmente, las pecas están dispersas en zonas de la piel expuestas al sol, como el rostro, escote y brazos. No se trata de eliminarlas, sino de mantenerlas a raya para que sigan aportando juventud y frescura al rostro sin apagarlo.

El resto de manchas, sea cual sea su causa, no son tan deseables y nuestro objetivo no debe ser controlarlas sino aclararlas. La estrategia será diferente según su localización y extensión. Si es una única mancha localizada la que te preocupa, el abordaje será localizado, tratando con un despigmentante específico esa zona.

Si la mancha tiene una gran extensión, o si son varias (o muchas) manchas dispersas por el rostro, deberemos tratar toda la piel de la zona afectada. También podemos apoyar este tratamiento global con uno localizado en aquellas manchas que predominan para acelerar la unificación del tono.

¿Y qué hay de los lunares? Lo primero que debes saber es que no se tratan con despigmentantes, pero sí es muy importante que hagas un control visual. Tanto en el caso de los lunares como de cualquier otro tipo de mancha en la piel, el punto de partida siempre serán dos recomendaciones: acudir al dermatólogo ante cualquier sospecha y utilizar protección solar todo el año.

@Carmen_bauza

@Carmen_bauza

09 DE AGOSTO DEL 2018

Carmen Bauzá - Farmacéutica experta en hiperpigmentación cutánea.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Buscador farmacias Volver arriba